Estrena Rosario Cárdenas puesta en escena sobre la esencia humana

Imprimir

CUBADEBATE

 

Rosario se preocupa y ocupa en temas existenciales que acechan al ser humano. Foto: Abel Ernesto

La destacada creadora Rosario Cárdenas, en primera línea de la danza contemporánea en Cuba y el mundo, propone con Punto Ciego, estrenada en la capitalina Sala Hubert de Blanck, una aguda reflexión sobre la actual condición humana.

Rosario se preocupa y ocupa en esos temas existenciales que acechan al ser humano: la dinámica vertiginosa de la vida en este siglo XXI, la impuesta cultura del video clip y la avalancha de imágenes, que hacen que el hombre se abstraiga y encapsule en una

preocupante insensibilidad hacia su entorno interno y externo.

Premio Nacional de Danza 2013, Cárdenas toma ese punto que según la óptica —parte de la física que estudia las leyes y los fenómenos de la luz— impide ver al ojo humano las imágenes en determinado sitio y obliga al cerebro a crearlas.

Esa condición la usa como metáfora para ahondar en detalles y circunstancias que el ser humano no debería dejar de tener en cuenta, si quiere vivir conectado con su realidad y sus congéneres.

Ella emplea el complejo lenguaje de la danza, que maneja con maestría y marcada intencionalidad humanista, para llamar la atención sobre esa casi generalizada despreocupación por la preservación del medioambiente, por el imprescindible respeto al otro, por el necesario intercambio entre los hombres.

La música de Lucía Huergo, instrumentista y compositora de primera categoría, es original, efectiva, entrecortada y jadeante. Logra traducir en sonidos este punto ciego, inquietante, que incita a reflexionar sobre temas vitales.

Esta intimista pieza de hondo calado cuenta también con un acertado diseño de luces del maestro Carlos Repilado.