El tributo a El Monte, de Rosario Cárdenas

Imprimir

Estela Ferrer Raveiro 15 septiembre, 2013 Cultura

Apenas al adentrarse en la sala del capitalino Teatro Mella el público debe atravesar un conjunto de plantas y maderos dispuestos a manera de arco. Un umbral natural que sirve de preludio al encuentro con El monte, de la destacada  investigadora y antropóloga  cubana Lydia Cabrera. No está aquí su libro en físico, sino desplegado en pasos de baile, luces, música y color.

Reconocido como la Biblia de las religiones y mitos afrocubanos, la obra sirvió de motivo de inspiración a la coreógrafa Rosario Cárdenas para montar una nueva pieza bajo su concepto de Danza Combinatoria. El nombre de esta técnica de movimiento  procede de las Matemáticas, específicamente del Análisis Combinatorio que en sus fórmulas incluye combinación, permutación y variación. Sin embargo, en esta puesta sin abandonar su concepto la coreografía se torna más vigorosa, más sensual hasta sexual, incluso.

Ya no está la voz ancestral de Piñera, sino la palabra en boca de sus bailarines para ejemplificar los distintos palos del monte o los sonidos de tan enredados parajes. El monte se despliega en su total extensión de vida y diversidad. Es tomado por ellos y convertido en metáforas, en símbolos y estados como el garabato y el trance, respectivamente.

La coreografía se apoya en la música original del Dj Iván Lejardi, quien ha creado junto a Juan Piñera una melodía a tono con los misterios de asociaciones divinas y las raíces africanas. Asimismo, la danza trasciende el simple movimiento de la escena para extenderse a los pasillos y hasta el aire, mediante las ejecuciones en soga del bailarín Gabriel Corrales.

Esta vez, se disfruta del arte de la danza, y al mismo tiempo, de su integración con el audiovisual. El video es otra manera de penetrar el monte y su esencia cósmica y en un deseo de que también los asistentes queden atrapados en la magia, se apropia no solo de las pantallas, sino también del techo del teatro. Además a modo de epílogo, se disfruta de una interpretación de la agrupación Fuera de Norma. Por tanto, no es solo un espectáculo danzario este Tributo…sino toda una fusión de las artes.

¡Enhorabuena, Rosario Cárdenas!